(+34) 985 49 10 95   (+34) 985 49 37 89
recepcion@hotelsantacristina.net

Equipamiento y Servicios del Hotel

Hotel- Restaurante Santa Cristina, en el Corazón de Asturias

Hotel- Restaurante Santa Cristina, en el Corazón de Asturias

../archivos/1125/santa-cristina.jpg

En la Montaña Central de Asturias, les abre sus puertas el Hotel Sta. Cristina.

En sus instalaciones cuenta con 30 habitaciones dobles, inauguradas en Julio de 2007, con un estilo moderno y de cuidada decoración, todas con baño completo, secador, calefacción, tv, caja fuerte y acondicionadas para que su estancia con nosotros le resulte inolvidable.

Con excelentes comunicaciones con Oviedo y Gijón por Autovía y a pocos Kilómetros de las estaciones de esquí asturianas, podrás disfrutar desde nuestros jardines de las maravillosas vistas del Parque de las Ubiñas.

En nuestro restaurante, disfruten de la rica gastronomía asturiana elaborada con productos frescos, de la zona y de calidad al estilo más tradicional y casero.

Para sus celebraciones, disponemos de varios salones para grandes eventos y celebraciones con capacidad hasta 350 personas.

Jardines

Jardines

El complejo hostelero, en el jardín de La Viña: hoy un césped con pasillos a modo de caminos empedrados a la antigua usanza, de modo que los senderos no se reblandezcan con las lluvias invernales o en días de temporal. Y una cerca de madera a la usanza de los lugareños para cerrar sus fincas: postes, estacas, varales, portillas... (todos ellos en madera).

El Paraje del Hotel

El Paraje del Hotel

El paraje del Hotel Santa Cristina: espacioso paraje sobre el valle, muy soleyeru y vistoso en la margen derecha del río Val-güena que desciende de los altos de Felgueras y Carraceo: 5000 m2 en aquel recodo del río que bordea la finca de La Viña bajo el poblado (las antiguas viñas del palacio)
 
Todo el entorno del Hotel está cercado de árboles y arbustos autóctonos, bien conservados por los lugareños con sus nombres asturianos: frisnu (fresno), xagüina (saúco), quexigu (roble), romiru (romero), chamera (tipo de olmo), abidul (abedul), yedra, rebuchu, espinera..., que van tiñendo de colores las distintas estaciones del año en aquel mosaico siempre polícromo del valle: el amarillo limonado de los abedules en primavera; el verdor res-pladeciente de los fresnos y alcafresnos en el verano; el ocre anaranjado de las cerezales en la seronda temprana (el primer otoño, que dicen los lugareños); o el ocre terroso de los robles y castaños casi hasta el invierno arriba... O los distintos tonos rosados de las pescales desde bien temprano.
 
Completa este polícromo mosaico paisajístico el horizonte in-mediato de las cumbres que recortan el cielo de Palacio y de Felgueras en los altos: la blancura cristalina de las nieves por los cantos, ya desde “toos los santos” –que precisan los lugareños; los tonos relucientes de las calizas con el sol o con las lluvias; los ocres anaranjados de los hayedos en el otoño; o los conos de verde intenso que dibujan los acebos y carrascos todo el año, hasta el mismo filo de los cordales cimeros.

Y protegen el complejo hostelero sobre el río gruesas escolleras en piedra caliza, que contienen la pendiente en algunos desnive-les; o las piedras cuarcitas planas (las chábanas, que dicen los lugareños), que aislan la humedad del suelo en ciertas épocas del año, con aquella técnica aprendida de los canteros lenenses, en su arte milenario para empedrar caminos reales y calzadas de caleyas y antoxanas.

El Horreo

El Horreo

Rústico edificio levantado completamente en madera sobre pegollos en piedra, con balaustrada torneada (las reyas torniás, de los lugareños), escalera, pasamanos, talambera..., a pocos metros de las silenciosas y sosegadas aguas del río Valguena.

Salones

Salones

Un espacio cubierto en medio de la finca, rodeado de jardín.

Es el lugar de la sobremesa, del café y de la charla amena, al murmullo de las aguas del río que resuenan sosegadas en el intermedio de las palabras, o en el silencio de la mediatarde al sol invernal más apagado por enero y febrero arriba; o al frescor agradecido en pleno estío veraniego.

Salón especialmente habilitado para las celebraciones, banquetes y bodas con capacidad hasta 350 personas.

Zonas Infantiles

Zonas Infantiles

Disponesmos de zona infantil, exclusivo para clientes.

Aparcamiento

Aparcamiento

Aparcamiento de la entrada: Espacioso rellano situado al margen de la carretera a Palacio, con varias plazas marcadas en batería sobre el asfalto (cara oeste del Hotel)

Aparcamiento interior: Otro espacio destinado al aparcamiento en un lateral de los jardines (cara este del Hotel), igualmente acondicionado.

Dato No Proporcionado

MENÚ ESPECIAL DÍA DE LA MADRE

Hemos elaborado un menú especial para una fecha tan señalada.

Consulte en nuestro apartado Restaurante.

Consulta disponibilidad, Eventos y Fiestas