(+34) 985 49 10 95   (+34) 985 49 37 89
recepcion@hotelsantacristina.net

El Entorno

image

El Entorno

Todo el entorno del Hotel está cercado de árboles y arbustos autóctonos, bien conservados por los lugareños con sus nombres asturia-nos: frisnu (fresno), xagüina (saúco), quexigu (roble), romiru (romero), chamera (tipo de olmo), abidul (abedul), yedra, rebuchu, espinera..., que van tiñendo de colores las distintas estaciones del año en aquel mosaico siempre polícromo del valle: el amarillo limonado de los abedules en primavera; el verdor respladeciente de los fresnos y alca-fresnos en el verano; el ocre anaranjado de las cerezales en la seronda temprana (el primer otoño, que dicen los lugareños); o el ocre terroso de los robles y castaños casi hasta el invierno arriba...

O los distintos tonos rosados de las pescales desde bien temprano.

Completa este polícromo mosaico paisajístico el horizonte inmediato de las cumbres que recortan el cielo de Palacio y de Felgueras en los altos: la blancura cristalina de las nieves por los cantos, ya desde “toos los santos” que precisan los lugareños; los tonos relucientes de las calizas con el sol o con las lluvias; los ocres anaranjados de los hayedos en el otoño; o los conos de verde intenso que dibujan los acebos y carrascos todo el año, hasta el mismo filo de los cordales cimeros.Y protegen el complejo hostelero sobre el río gruesas escolleras en piedra caliza, que contienen la pendiente en algunos desniveles; o las piedras cuarcitas planas (las chábanas, que dicen los lugareños), que aislan la humedad del suelo en ciertas épocas del año, con aque-lla técnica aprendida de los canteros lenenses, en su arte milenario para empedrar caminos reales y calzadas de caleyas y antoxanas.

Consulta disponibilidad, Eventos y Fiestas